Temperamento igual

Francisco_de_Salinas_57772.jpg_1306973099

223. División de la Octaua en 12 partes iguales. […] De todas las diuisiones, esta es la mas separada del rigor Harmonico: porque quita totalmente la Díesis, que es la diferente entre los 2. Semitonos; pues en esta diuision no ay diferencia entre Semitono Mayor, y menor, y ninguna de las consonancias està en su deuido lugar […] 225. Esta diuision, aunque es la mas comun, por ser la de la Guitarra, creo que es la menos meditada de los Musicos […] Y aunque es verdad que es con la imperfeccion que antes, he ponderado, no es la diferencia sensible […] 226 […] Reparó bien Francisco Salinas, que muchos interualos harmonicos, que son disonantes en el Organo, no lo son en el temple de la Guitarra […] 227. No dexa de causar mucha adminacion, el que siendo tan comun en la Guitarra, no se aya puesto su temple en el Organo […] Desde entonces no hubiera yo pensado mas en la material, sino se huuiera ofrecido la ocasion de renouar el Organo de la Capilla Real de V. M. y el primer dia dixe al Artifice, que auia de hazer un Organo pequeño con esta disposicion para V.M. En este tiempo vino D. Felix (Falcò) de Valencia, y traxo el Trachordo [«monocordio» de cuatro cuerdas que, como aquél sería un instrumento para afinar], que puse en manos de V.M. y me dixo que le auia ya puesto en practica en Valencia el año passado, con mucho aplauso de los Musicos de aquella Ciudad. Yo tengo por cierto, que ha sido el primero que se ha valido desta disposicion. Delante de V.M. se ha hecho tambien la experiencia con aprouacion de los Musicos de la Capilla Real. Lo cierto es, que las conueniencias que trae consigo esta disposicion son tan grandes, que se puede tolerar, si tiene algun defento que no cause notable disonancia al oìdo. […] (J. Zaragoza, Madrid, 1674, pp. 208-210)

En el temperamento igual la octava se divide en 12 partes o semitonos iguales de razón 12 raíz cuadrada de 2. Los intervalos se derivan de las potencias sucesivas del semitono. Las quintas quedan ligeramente bajas y las terceras mayores muy altas. Cada quinta se reduce (1/12 de comma pitagórico, i.e., 1,95 cents). Así se elimina la quinta del lobo. Todos los tonos y semitonos son iguales al contrario de lo que sucedía en la afinación justa (con tonos y semitonos diferentes) y en la pitagórica (con tonos iguales y semitonos diferentes). Hoy en día es el temperamento más utilizado. Los intervalos son exactamente iguales en todas las escalas por lo que la música puede modular libremente de una tonalidad como sucede desde el Clasicismo en adelante. En contra de esta virtud se encuentra el hecho de que ningún intervalo es justo a excepción de la octava. Además, las quintas son muy buenas, pero las terceras mayores son muy grandes (14 cents). Por este hecho se rechazó en lo siglos XVI y XVII. Por su parte, en el XVIII se le achacó la sonoridad igual y falta de expresividad en todas las tonalidades.

Hacia 1600, las innovaciones de la música ficta propician una reforma en la afinación de las notas de la escala. Vincenzo Galilei recomienda a los instrumentos con trastes afinar en temperamento igual ya en el siglo XVI. No obstante, será el genial teórico burgalés Francisco Salinas el primero en ofrecer de forma totalmente explícita la división de la octava en 12 partes igualmente proporcionales de forma rigurosa y exacta. La teoría del temperamento igual, propuesta igualmente por Mersenne (1636) se acepta de manera generalizada a finales del siglo XVIII en la mayoría de los países, aunque en Inglaterra se siguen usando temperamentos mesotónicos hasta ca. 1870, como sabemos por la afinación de ciertos órganos.

En 1735 en su Géneration harmonique (1737) Rameau se adhiere al uso del temperamento igual, retractándose de su oposición a él de once años atrás y presentando un nuevo argumento en favor de él:

Aquel que crea que las diferentes impresiones que recibe de las variaciones causadas en cada modo transpuesto por el temperamento [ahora] en uso realzan su carácter y arrojan gran variedad de él me va a permitir que le diga que está equivocado. La percepción de variedad viene del entrelazarse de los modos y de la alteración de los intervalos, que únicamente puede desagradar al oído y consecuentemente distraerle de sus funciones.

Un temperamento no debe distraer al oído de sus propias funciones, como dice Rameau, no obstante, este argumento es más válido para los temperamentos irregulares barrocos que para los alemanes, más sutiles. Tal era la autoridad de Rameau como músico que un registro de 1749 de la Real Academia de las Ciencias de París decía los siguiente:

El señor Rameau nos segura que la experiencia no se opone al temperamento que propone [el igual], y sobre este asunto se ha ganado el derecho de que sea tomada su palabra.

Así, el temperamento igual fue identificado con Rameau durante todo el siglo XVIII en Francia y ocasionalmente también en Italia.

Mientras los instrumentos de trastes emplean el temperamento igual, los instrumentos de tecla  (claves, virginales, espinetas) adoptan en el XVIII sistemas irregulares antes de que el piano imponga el temperamento igual. De otro lado, el órgano es el instrumento más conservador. Su afinación habitual hasta el siglo XIX, incluso, es el mesotónico de ¼ de comma. Con el movimiento historicista se han revitalizado todos los antiguos sistemas de afinación.