Sébastien Érard

Sébastien Érard (1752-1831)

Piano de cola de Érard Frères (París, 1802), mecánica inglesa, escape simple, 1,07m, fa1-do7, 3 cuerdas en todo el ámbito, caja todavía con forma de clave, 6 pedales: tambor y campanas, una corda, fagot, laúd, celeste y "forte" (resonador).

Piano de cola de Érard Frères (París, 1802), mecánica inglesa, escape simple, 1,07m, fa1-do7, 3 cuerdas en todo el ámbito, caja todavía con forma de clave, 6 pedales: tambor y campanas, una corda, fagot, laúd, celeste y «forte» (resonador).

Érard se establece en París en 1775 y comienza a construir pianos de cinco octavas y dos cuerdas por nota junto con su hermano. Su primer piano es de 1777. Desde los setenta el mercado francés se llena de pianos ingleses, especialmente, pianos cuadrados. Así, la mayor parte de pianos que pertenecen a la nobleza en los años de la Revolución francesa son de Zumpe. Los primeros diseños de los pianos franceses cuadrados llevados a cabo por los hermanos Érard siguen el diseño de los pianos cuadrados ingleses.

Piano cuadrado de Érard (1780), fa1-fa6. Originalmente tenía registro de laúd y de forte. Detalle de la placa identificativa
Piano cuadrado de Érard Frères (París, 1781), 4 rodilleras (genouillères)
Piano cuadrado de Érard Frères (París, 1789), nº 1652, fa1-fa6, 2 rodilleras.

Mecanismo

Érard adopta desde 1788 aproximadamente la mecánica de doble pilote («Mécanisme à double pilote»), similar la «double action» inglesa y parecida a la que emplean otros constructores franceses, holandeses y españoles. En la usada por Érard, la palanca intermedia es más corta.

Esquema del mecanismo de doble pilote de Érard.

Esquema del mecanismo de doble pilote de Érard.

Piano de cola de Érard Frères (París, 1791), nº 2056, con mecánica de doble pilote, 3 cuerdas en todo el ámbito, registo de «una corda», «forte» y celeste y cinco octavas.

En 1786, poco antes del estallido de la Revolución francesa, Érard se traslada temporalmente a Londres dejando a su hermano en París. Algunos años antes Érard había abierto una sucursal en la capital inglesa, ahora trasformada en fábrica, y comienza a construir pianos de cola («forte-pianos en forme de clavecin») (ca. 1794) imitando los pianos de Broadwood. Regresa a París en 1796 con sus nuevas ideas y se convierte en el principal constructor francés. Adopta la «gran action» tanto en los pianos de cola como en los pianos cuadrados y añade nuevos registros, también a los cuadrados:

  • «Laúd»: efecto de pizzicato al introducir unas correas de cuero entre los macillos y las cuerdas (como el «buff stop» inglés)
  • «Moderator»: registro patentado por Érard en 1794 consistente en introducir un paño entre el macillo y la cuerda que produce un sonido amortiguado
  • «Basson»: cilindro de madera forrado con papel, seda o pergamino fino que zumba contra las cuerdas graves. Produce un sonido nasal que puede recordar a un fagot

A finales de siglo los pianos Érard tienen 3 cuerdas por tecla, 4 pedales o más y cinco octavas y media o seis. Sus pianos adquieren muy pronto una gran fama internacional. En 1801 Haydn recibe uno y Beethoven adquiere uno en 1803.

Imágenes y audiciones

Piano de cola de Érard Frères (París, 1802), mecánica inglesa, escape simple, 1,07m, fa1-do7, 3 cuerdas en todo el ámbito, caja todavía con forma de clave, 6 pedales: tambor y campanas, una corda, fagot, laúd, celeste y «forte» (resonador). Vista desde arriba. Detalle de los pedales. Detalle de la placa identificativa.

Piano de cola Érard Frères (París, 1812), fa1-fa1, 1,90 m, mecánica inglesa, 3 cuerdas por nota salvo las dos más graves. Cinco pedales:  fagot, laúd, celeste, una corda y forte. Vista desde arriba. Detalle de los pedales y el teclado. Detalle del mecanismo.

Primer movimiento del Trio Kegelstatt para clarinete, viola y piano (1786) de Mozart. Suena el Érard de la imagen anterior. Empasta muy bien con el clarinete y el violín históricos.

Piano cuadrado de Érard Frères (Londres, 1795), fa1-fa6, 4 pedales: laúd, moderador, forte (resonador), subida de la tapa.

Piano cuadrado Érard (París, 1809), nº 7752, mecánica doble pilote, fa1-do7, 4 pedales: laúd, forte, celeste y una corda. Vista desde arriba. Detalle de los macillos y las tres cuerdas de latón por nota. Detalla de la placa identificativa.

El escape doble

Entre 1815 y 1820, S. Sébastien Érard y su sobrino Pierre siguen investigando sobre el escape en los pianos. En 1821 Pierre presenta una nueva acción que será la base de la de los pianos modernos. Retoma la palanca intermedia que había quedado excluida de los pianos ingleses con el final de obtener una mecánica que permita repetir notas de manera más rápida. El escape simple requería que el dedo se levantara completamente de la tecla para poder reatacarla, mientras que con el nuevo sistema de escape doble podía volver a bajarse incluso antes de haberla levantado completamente.

Esquema incluido por Pierre Érard en Perfectionnements apportés dans le mécanisme du piano par les Erard, depuis l'origine de cet instrument jusqu'à l'exposition (París, 1834). En el esquema falta el rodillo, una pieza fundamental que Érard utiliza en su mecánica.

Esquema incluido por Pierre Érard en Perfectionnements apportés dans le mécanisme du piano par les Erard, depuis l’origine de cet instrument jusqu’à l’exposition (París, 1834). En el esquema falta el rodillo, una pieza fundamental que Érard utiliza en su mecánica.

Mecanismo de doble escape de Érard de su piano nº 13032 (1835). La imagen de arriba muestra el momento de la percusión. La imagen de abajo, el reposo.

Mecanismo de doble escape de Érard de su piano nº 13032 (1835). La imagen de arriba muestra el momento de la percusión. La imagen de abajo, el reposo.

El mecanismo de Pierre Érard no es aceptado fácilmente dado que es considerado demasiado complejo y los constructores necesitan una fuerte inversión para llevarlo a cabo. El éxito alcanzado por el doble escape se debe en gran medida a la predilección que tienen por él virtuosos como F. Liszt, Thalbert, etc. El nuevo mecanismo implica unas mejoras incuestionables, pero al mismo tiempo conlleva la pérdida de la transparencia y los matices que se obtenían más fácilmente con los instrumentos más antiguos.

Imágenes, audiciones y vídeos

Pincha aquí, aquíaquí para ver dos vídeos de un mecanismo de doble escape Érard.

La campanella de F. Liszt (1831, rev. 1851), de los Grandes études de Paganini. Las rápidas notas repetidas y los rápidos trinos son irrealizables sin el doble escape. Esta pieza es al mismo tiempo una gran publicidad para Érard y un estímulo para muchos compositores. Audio de la pieza desde el compás 50 interpretada en un piano moderno con doble escape.

Interpretación de Yury Martynov de las transcripciones de Liszt de las sinfonías de Beethoven en un Érard de 1837.

Vals Mefisto, F. Liszt (1861). Interpretado con un Érard de 1840. En esta pieza, Liszt explora las notas repetidas.

Piano Érard nº 16349 (París, 1844), doble escape, do1-sol7, dos pedales (una corda y forte), dos cuerdas en registro grave, tres para el resto. Liszt usó este piano en un concierto en Lyon en 1844 y después lo firmó en la tabla armónica. Vista desde arriba. Tabla armónica, resina cubierta de barniz, con la firma de Liszt. Nocturno, op. 27 nº 2 (1836) de Chopin en este Érard.

Piano Érard nº 19436 (París, 1847), do1-la7.

Piano Érard nº 32201 (París 1859), palo de rosa, la0-la7 (7 octavas)

Piano Érard (París, 1854), la0-la7. Libesträume, nº3 de F. Liszt (1850) interpretado en este piano.

Piano Érard nº 32224 (París, 1860), la0-la7.

Bibliografía

EHRILICH, C. The Piano: a History. Londres: 1976, 2/1990.

PAJARES ALONSO, Roberto L. Historia de la música en 6 bloques. Bloque 4. Dinámica y timbre. Los instrumentos. Madrid: Visión libros.

PALMIERI, R. [ed.]. Encyclopedia of Keyboard Instruments, i: The Piano. Nueva York: 1994.

PARAKILAS, J. [ed.]. Piano Roles: Three Hundred Years of the Piano. New Haven y Londres: 2000.

RIPIN, Edwin M. [ed.]. Keyboard instruments. Studies in Keyboard Organology, 1500-1800. New York: Dover, 1977 (reimpresión de la edición original de 1971).

RIPIN, Edwin [et. al.]. Piano. Nueva York y Londres: 1988.

RIPIN, Edwin M.; BELT, Philip R. [et. al.]. “Pianoforte”, en The New Grove Dictionary of Music and Musicians, vol. 19. Londres: Macmillan, 2001: pp. 682-714.