Cuerdas y cuestiones acústicas en cordófonos frotados

Acústica de cordófonos frotados

La tapa armónica

La mayor parte del sonido que se escucha en un cordófono frotado proviende del aire que pone en vibración la tapa armónica. La tapa vibra como consecuencia de la vibración del puente y este a raíz de la vibración de las cuerdas. Esto es común tanto para los cordófonos frotados como para los cordófonos punteados.

Stick-slip

Cuando se pasa un arco por una cuerda se producen dos movimientos que se llaman stick y slip.

  • Stick: en el movimiento del stick la cuerda se estira en la dirección del arco
  • Slip: en el movimiento del slip la cuerda salta y vuelve a su posición de reposo

Para cada oscilación se tiene que producir un movimiento de stick y un movimiento de slip. Así, el sonido ideal se produce cuando el número de sticks y de slips coinciden. En un flautado, por ejemplo, en donde el arco se mueve muy rápido y con muy poca presión, el stick es mínimo y los slips son mucho más rápidos y numerosos. En la sobrepresión, forzamos el stick y los slips son menos y se producen de forma irregular.

Pincha aquí para un vídeo del movimiento del arco a cámara lenta.

Comportamiento de las cuerdas

Armónicos

En una cuerda de comportamiento ideal, los parciales superiores mantienen una relación armónica, es decir, sus frecuencias son múltiplos enteros de la frecuencia fundamental. No obstante, hay varios elementos que pueden contribuir a que se produzcan ligeras desviaciones del comportamiento ideal:

  1. Que la cuerda no sea perfectamente flexible y que por tanto los parciales superiores crezcan progresivamente en frecuencia con respecto a la serie armónica
  2. El desgaste de las cuerdas, las imperfecciones y muescas pueden dar lugar a irregularidades que originen inarmonicidad

Punto de pulsación de la cuerda

Por otro lado, la cantidad de armónicos que suenan al momento de poner en vibración una cuerda y su intensidad vienen determinadas por el punto de pulsación de la cuerda, el tamaño y la dureza de lo que pulsa. Posteriormente, las proporciones relativas en la mezcla cambian a medida que la vibración decae. El físico inglés Thomas Young (1773-1829) descubrió que al excitar una cuerda en un punto dado, se forma un vientre en el punto de excitación, lo cual impide que no pueda formarse ningún parcial que tenga un nodo en dicho punto. Esto condiciona considerablemente el timbre de algunos cordófonos (como sucede en el piano): cuando el martillo percute la cuerda, su revestimiento de piel o fieltro se aplasta y toca una porción mayor o menor de cuerda en función de cómo haya tocado la tecla el ejecutante. Esto hace que se impida la formación de un mayor o menor número de armónicos. Es decir, la intensidad de la percusión determina, no sólo la dinámica sino también la tímbrica.

Cuerdas de tripa

Las cuerdas de los cordófonos frotados se han hecho fundamentalmente de tripa, metal o plástico. La fabricación de las cuerdas de tripa ha cambiado poco desde el siglo XIV en que Secretum philosophorum (una fuente usada por magos y alquimistas) y Le bon berger de Jean de Brie nos explican cómo se hacen:

Las tripas de oveja deben remojarse al menos doce horas en agua o lejía, hasta que todos los restos de carne se hayan separado de la fibrosa membrana intestinal. La tripa limpia se deja dos días a remojo en una solución de lejía o en vino tinto y luego se seca en un trapo de lino. Cuando aún esté tierna, se enroscan 2, 3 ó 4 intestinos juntos (a veces incluyendo un hilo o partículas de metal) para hacer una cuerda de la resistencia requerida, que luego se estira y se deja secar. No hay que dejarlas en lugar demasiado seco o demasiado húmedo porque la excesiva sequedad o humedad hacen que se rompan fácilmente». (Pajares Alonso, Historia de la música en 6 bloques. Bloque 4. Dinámica y timbre. Los instrumentos. Pps. 13-14.)

Asimismo, en el artículo titulado «corde» de la Encyclopédie (1754) de Diderot se dan instrucciones similares y se añade que el número de tripas empleadas es lo que determina el diámetro final de la cuerda, y de ahí la altura que produce. Varía desde dos para la primera cuerda de una mandolina hasta ciento veinte para un contrabajo.

Las cuerdas se pulen a mano por lo que es fácil que se formen irregularidades. Marin Mersenne en su tratado Harmonie Universelle (1636) da instrucciones para diferenciar una cuerda buena de una mala: tensarla con una mano en cada extremo y pulsarla repetidamente con un dedo mirando con detenimiento la vibración. El cono producido por la vibración debe ser regular y vivo en los lados y libre de líneas borrosas en el centro. No obstante, hoy en día las cuerdas de tripa se rectifican con máquinas.

Harmonie Universelle (1636).

Harmonie Universelle (1636).

Las cuerdas de tripa se usan hasta la primera Guerra Mundial y violinistas como Jascha Heifetz tocaron siempre con cuerdas de tripa. «Para la cuerda sol usaba tripa con un entorchado de plata, para re y la solo tripa y para mi una cuerda media de acero». («He used a silver wound Tricolore gut G string, plain gut unvarnished D and A strings, and a Goldbrokat steel E string medium including clear Hill brand rosin sparingly. Heifetz believed that playing on gut strings was important in rendering an individual sound»). (Pincha aquí para escuchar una interpretación del Concierto de violín de Tchaikovsky con Heifetz como solista).

En el siguiente enlace y en este otro enlace puedes ver sendos vídeos de cómo se hacen cuerdas de tripa en la actualidad.

Otros materiales para cuerdas

Las cuerdas más usadas en la actualidad son las cuerdas con un cuerpo de acero con o sin entorchado. También son muy empleadas las cuerdas sintéticas que imitan la tripa. En el siguiente enlace puedes ver un vídeo en el que se comparan y se habla de diferentes tipos de cuerda: tripa, tripa sintética y acero.

Asimismo, en la EM hay referencias literarias a viellas con cuerdas de oro y de plata, pero probablemente se trate de algo irreal. No podemos verificarlo dado que ha llegado ninguna viella medieval hasta nosotros.También es muy probable que se utilizara la seda. (Pincha aquí para leer un artículo sobre cuerdas de seda en cordófonos frotados).

Recientemente Shigeyoshi Osaki un investigador de la Universidad de Medicina de Nara ha creado cuerdas de violín hechas con seda de araña. El sonido que producen es más oscuro y aterciopelado que el de las modernas cuerdas de metal o de tripa. Pincha aquí para ver un breve vídeo sobre cuerdas hechas con seda de araña y aquí para escuchar una interpretación con estas cuerdas.

Bibliografía

KERSALÉ, Patrick; BRASSY, Christina; DIEU, Lionel. Thèm´Axe 7. Instruments et musiques du Moyen Àge. Lyon: Éditions Musicales Lugdivine, 2008. 2DVD.

Michels, Ulrich [ed.]. Atlas de música 1. Madrid: Alianza editorial, 1996.

PAJARES ALONSO, Roberto L. Historia de la música en 6 bloques. Bloque 4. Dinámica y timbre. Los instrumentos. Madrid: Editorial Visión Libros.

V.V.A.A. Guide des instruments anciens. Ricercare, 2009. Libro disco con ocho CD.

The New Grove Dictionary of Music and Musicians, vol. 19. Londres: Macmillan, 2001.