Microtonalismo en el siglo XX

La división de la octava en más de doce notas no es una novedad en el siglo XX. Así, encontramos divisiones microtonales ya en el Aristoxenos, Mersenne, Kircher, L. Rossi, G. Doni, Vicentino, Salinas, Huygens, Saveur…, en el canto gregoriano, en la música tradicional de miles de pueblos a lo largo del planeta, en J. F. Halévy (1847), Ysaÿe (1/4 de tono), Richard Stein (Zwei Konzertstücke, op. 26, 1906), Rimsky KorsakovCharles Ives…, por citar tan solo algunos nombres. Asimismo, si echamos un vistazo a culturas musicales no europeas, vemos cómo la escala básica de la música árabe (maqam) se compone de 17 notas y la de la música hindú de 22 s’rutis.

El compositor Alois Hába tocando en un harmonium de sextos de tono.

El compositor Alois Hába tocando en un harmonium de sextos de tono.

Diferentes propuestas de microtonalismo en el siglo XX

Ferruccio Busoni es uno de los primeros compositores del siglo XX en promover en sus Apuntes sobre una nueva estética de la música (1907) la utilización de tercios y sextos de tono. A pesar de que propone indirectamente el empleo de una escala dividida en 36 partes (mediante la utilización de 1/6 de tono) hasta donde sabemos Busoni no compuso ninguna pieza microtonal. 

El ascenso de las músicas folclóricas autóctonas de cada país, un acercamiento más riguroso -gracias a la etnomusicología– de «músicas exóticas», así como la propia evolución de la música occidental con una distancia cada vez menor entre consonancia y disonancia van a contribuir a la incorporación de la microtonalidad en las nuevas creaciones.

A continuación hacemos un recorrido por algunos de los compositores que han reflexionado sobre esta cuestión a lo largo del siglo XX empezando por la «primera generación» microtonal surgida en los años veinte y a la que pertenecen Charles Ives, Julián Carrillo, Alois Hába, Ivan Wyschnegradsky o Harry Partch.

Charles Ives (1874-1954)

El genial y desinhibido expermientador estadounidense Charles Ives escribió en 1920 una pieza para cuartos de tono: Three Pieces for Two Pianos in Quarter Tones. El primer y tercer movimiento fueron escritos originalmente para un piano con dos teclados afinados a distancia de cuartos de tono mientras que el segundo fue concebido para dos pianos a distancia cuartitonal. Enn el prólogo de la partitura el compositor explica las características de cada una de las secciones:

El primer movimento, Largo, es principalmente diatónico y hace uso de cuartos de tono como notas de paso o suspensiones y acordes de cuartos de tono como extensiones o variantes, aunque la sección central se basa en extensiones de acordes de cuartos de tono.

El segundo movimiento, Allegro, para dos pianos, uno de ellos afinado un cuarto de tono por encima está hecho principalmente con ritmos contrastantes o partidos entre los dos pianos. En un sentido estricto, la armonía de cuartos de tono no llega a tener mucha presencia aquí.

El último es un coral para dos pianos, no obstante, como fue escrita para un piano hay muy pocas notas que se doblen. Trata de trabajar con las líneas armónicas puras de cuartos de tono destacadas en la segunda sección de este movimiento y está basado principalmente en un acorde primario y en uno secundario. Un cantus firmus tomado por la voz superior en la coda está construido con una frase en cuartos de tono primero, luego en semitonos y por último en tonos tonos enteros, al tiempo que el plan armónico de toda la pieza está basado en cuartos de tono.

En los siguientes enlaces para escuchar el I. LargoII. Allegro y el III Chorale.

Julián Carrillo (1875-1965)

Este compositor, director, violinista y teórico mejicano nacido en 1875 es un pionero en la escritura microtonal que comenzó a explorar con su violín desde finales del siglo XIX. Utiliza divisiones de tercios, cuartos, octavos y dieciseisavos de tono. Así, Preludio a Colón (1922) (la primera pieza en la que hace uso de su sistema microtonal por él llamada «sonido 13» -en referencia al armónico 13-) o la Misa en cuartos de tono para coro de voces masculinas a capella dedicada a S. S. Juan XXIII (1962) son algunos ejemplos en los aborda su particular propuesta microtonal teñida de cierto misticismo y alejada de todo elemento folclórico.

Pincha aquí para escuchar una entrevista a Julián Carrillo realizada en 1958 en que habla de su sonido 13 y otras cuestiones.

Alois Hába (1893-1973)

Es imposible hablar de microtonalismo sin citar al Alois Hába uno de los compositores que más tiempo dedicó a explorar este terreno a lo largo de su carrera. Su interés en la microtonalidad parte del estudio del folclore de su país y de la asimilación de las ideas de Schönberg acerca de la «emancipación de la disonancia» y equiparación entre consonancias y disonancias. Creó diversos instrumentos afinados en cuartos y sextos de tono y en 1925 escribe su gran obra teórica: Nueva armonía de los sistemas diatónicos, cromáticos, de cuartos, de tercios, de sextos de tono y de doce notas. En los siguientes enlaces puedes escuchar el primer movimiento de la Suite para cuatro trombones en el sistema de cuartos de tono, op. 76. I, el segundo movimiento del Cuarteto de cuerdas en el sistema de quintos de tono, op. 98x VI, la Suite nº2 para guitarra y su ópera La madre (1930).

En el siguiente enlace puedes descargarte la partitura de su Cuarteto de cuerdas en el sistema de cuartos de tono (1921).

Ivan Wyschnegradsky (1893-1979)

El ideario estético y técnico de este compositor ruso nace en parte de las ideas místicas de Scriabin y de la filosofía de Nietzsche. Su sistema microtonal se basa en el empleo de escalas no octavianas nacidas de a división de dos o hasta tres octavas. Desde 1917 se dedica a componer, al igual que Hába, música en cuartos y sextos de tono. Utiliza hasta cuatro pianos afinados a distancias microtonales que le permiten el empleo de cuartos, sextos, octavos y hasta doceavos de tono (su concepto de «ultracromatismo»), como sucede en su pieza Arco iris de 1957. Relaciona, por influencia de Scriabin, cada microintervalo con un color. Su música y sus escritos (como Manual de armonía en cuartos de tono, de 1932) en los que desarrolla conceptos como el de «pansonoridad» ejercerán cierta influencia en las de Olivier Messiaen y Pierre Boulez. Pincha en este enlace para escuchar con partitura el Preludio nº3 de los de los Preludios en todos los tonos de la escala cromática diatonizada en trece sonidos para dos pianos en cuartos de tono, op. 22 (1923).

Harry Partch (1901-1974)

También merece una mención en este apartado el creador outsider Harry Partch quien crea una escala de 43 notas a partir de la idea de la justa entonación. En el siguiente enlace puedes ver la interpretación de su obra Castor y Pollux (1952) interpretada con instrumentos inventados por el compositor.

Igualmente, Le Visage Nuptial (1946), Poliphonie X (1950) de Pierre Boulez y piezas de Iannis Xenakis, György Ligeti o Witold Lutoslawski y la mayoría de los compositores de la segunda mitad del siglo XX y del siglo XXI usan microtonalidad. En el Studie II y otras piezas, Karlheinz Stockhausen no usa la división de la octava como intervalo de referencia sino la razón 5:1 dividida en 25 intervalos iguales.

Espectralismo

En el espectralismo, el movimiento compositivo que tiene lugar en Francia desde finales de los años sesenta, la materia prima sonora con la que se trabaja son sonidos de la serie armónica, así como el comportamiento físico-acústico del sonido. En la pieza epigonal del movimiento, Partiels, compuesta por Gérard Grisey en 1975 podemos escuchar claramente al comienzo los siguientes armónicos justos, es decir, sin temperar:

Mi, Sol#, Si, Re, Fa#, La, Do, Re#, Fa, Sol, La

1    4       5    7    9      11  13   14    16   17   18

Georg Friedrich Haas (1953)

En su obra extraordinaria obra In Vain (2000), el compositor austriaco Georg Friedrich Haas, heredero de los principios del espectralismo y de la música de György Ligeti alterna afinaciones temperadas para las secciones rápidas y puras para las lentas. Dado que es una obra larga (60′ de duración) puedes escucharla fijándote en los siguientes puntos:

  • 5:21 Primera aparición de notas tenidas puras
  • 9:17 Solo de arpa con scordatura con notas puras
  • 11:00 Notas tenidas puras sul ponticello
  • 24:19 Arpegio descendente que desglosa un espectro
  • 26:50 Retorno momentáneo a la afinación temperada

En la ópera del mismo compositor, Melancholia (2003), puedes escuchar un coro que canta con afinación justa.

Enno Poppe (1969)

El compositor alemán Enno Poppe utiliza, entre otros muchos intervalos, segundas medias, utilizadas ya en la música árabe, que se encuentran justo a mitad de camino entre las segundas mayores y menores. Pincha aquí para escuchar su pieza Keilschrift. Pincha aquí y aquí para descargarte una entrevista publicada en la revista Audioclásica.

Para terminar, en el siguiente enlace puedes ver una referencia de piezas del siglo XX compuestas con cuartos de tono.

Videografía

Haz click en este enlace para ver un vídeo divulgativo en que se hace un pequeño repaso por diversas propuestas microtonales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s